¿Se puede consumir CBD durante el embarazo?

En el campo del bienestar natural, el CBD está ganando cada vez más atención e interés. Sin embargo, muchas mujeres se preguntan sobre las posibles implicaciones del uso del CBD durante el embarazo. En este artículo, examinaremos si es recomendable consumir CBD durante el embarazo y profundizaremos en la seguridad y las precauciones a tomar con respecto al uso del CBD en este delicado momento.

Consumir CBD durante el embarazo

El CBD, o cannabidiol, es un compuesto natural presente en la planta de cáñamo, conocido por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y calmantes. Estas características han suscitado interés en el uso del CBD como remedio natural para varios trastornos y condiciones. Sin embargo, la situación cambia cuando se trata de embarazo.

Aunque el CBD puede ser considerado una opción para aliviar síntomas como la ansiedad, náuseas o dolor, es importante saber que las investigaciones científicas específicas sobre el uso del CBD durante el embarazo aún son limitadas. Como resultado, muchos expertos en salud aconsejan evitar completamente el uso del CBD durante el embarazo para garantizar la máxima seguridad tanto para la madre como para el bebé.

Consumo de CBD durante la lactancia

La leche materna es uno de los métodos más eficaces para transmitir principios activos al recién nacido, por lo que es fundamental mantener una correcta alimentación. Pero, ¿por qué muchas mujeres eligen consumir CBD después del parto? La respuesta radica en las propiedades sedantes y relajantes del CBD, que lo convierten en una ayuda válida contra el insomnio. El insomnio, a su vez, puede llevar a la depresión postparto, que afecta a aproximadamente una de cada diez mujeres. También en este contexto, algunas mujeres eligen usar CBD. Sin embargo, las investigaciones científicas sobre los efectos del cannabis en el sistema nervioso humano aún están en curso.

En 2015, la Academy of Breastfeeding Medicine (ABM) publicó unas directrices sobre el consumo de cannabis. Aunque reconocen las propiedades terapéuticas del cannabis, subrayan la falta de datos suficientes para definir con claridad la influencia del CBD en el bebé durante la lactancia. Por lo tanto, se recomienda ser prudente al consumir CBD durante la lactancia y siempre consultar con el médico para obtener indicaciones específicas.

Investigación en curso

Desde principios de este año, algunos investigadores de las universidades de Catania, Teramo y Chieti-Pescara están investigando los efectos del CBD durante el embarazo gracias a un proyecto financiado por el Ministerio de Universidades e Investigación. A pesar de que el CBD se percibe como seguro, su uso durante el embarazo y la lactancia es desaconsejado por las autoridades sanitarias estadounidenses.

El proyecto de investigación, titulado “Exposición materna al fitocannabinoide no psicoactivo cannabidiol: un enfoque multidisciplinario y longitudinal para evaluar su impacto en el comportamiento materno y el neurodesarrollo de la progenie”, tiene como objetivo comprender mejor los riesgos para la salud mental asociados con el uso de CBD. Se analizarán las consecuencias del uso de CBD en la madre y en el desarrollo neurológico de la progenie, evaluando también si el uso de CBD puede mitigar los efectos negativos del THC. Este estudio multidisciplinario proporcionará nuevos conocimientos sobre el papel del sistema endocannabinoide en el desarrollo cerebral y podría contribuir a mejorar los enfoques terapéuticos actuales.

Efectos positivos del CBD durante el embarazo y la lactancia

Además de sus propiedades antieméticas, el CBD ha demostrado tener varios efectos beneficiosos que podrían teóricamente beneficiar a las mujeres embarazadas. Entre ellos, las propiedades ansiolíticas del CBD pueden ayudar a gestionar la ansiedad y el estrés a menudo asociados con el embarazo, como se discutió anteriormente con respecto a las propiedades calmantes del CBD.

Posibles efectos negativos del CBD durante el embarazo y la lactancia

Los cannabinoides son lipofílicos, lo que significa que tienden a acumularse en los tejidos grasos. Esto les permite atravesar la barrera placentaria y llegar al feto en desarrollo, además de ser excretados en la leche materna, influyendo en el recién nacido durante la lactancia. La literatura científica, aunque no concluyente, sugiere que el consumo de CBD durante el embarazo puede estar asociado con bajo peso al nacer y retraso en el desarrollo fetal, además de posibles interferencias con el desarrollo cerebral del bebé.

Una investigación estadounidense ha demostrado que dosis altas de CBD administradas a animales preñados causaron problemas en el sistema reproductivo de los fetos masculinos en desarrollo. Además, según lo que ya se sabe sobre el CBD, se espera que una cierta cantidad de CBD sea transferida a los recién nacidos a través de la leche materna. También sabemos que existe el potencial de que los productos de CBD estén contaminados con sustancias que pueden representar un riesgo para el feto o el niño amamantado, incluido el THC.

Dado el número de incógnitas y los efectos conocidos del CBD durante el embarazo, es recomendable buscar soluciones naturales alternativas para abordar el insomnio, el estrés y la ansiedad como primera opción. Actividades como el yoga, la meditación o la lectura de un buen libro pueden ser de gran ayuda.

Entonces, ¿se desaconseja consumir cualquier forma de CBD durante el embarazo?

Opciones menos seguras…

Vaporizar y fumar son dos métodos comunes para consumir CBD: la vaporización implica la inhalación de vapores calentados, mientras que fumar implica la combustión del producto. Sin embargo, es importante tener precaución. Aunque la vaporización puede reducir la exposición a algunas sustancias químicas nocivas producidas por la combustión, ambos métodos implican la inhalación de compuestos que podrían no ser seguros durante el embarazo. Un artículo de 2015 publicado por el NCBI discute los riesgos asociados con la vaporización, destacando la importancia de evitar tanto fumar como vaporizar.

… y opciones más seguras

Como alternativa, muchas futuras madres prefieren consumir aceite de CBD, una opción más práctica, discreta y segura ya que no implica inhalación. Actualmente, se está llevando a cabo un debate legislativo para definir la normativa sobre el uso del CBD, con una reciente decisión restrictiva que ha sido impugnada en el TAR (lee este artículo para descubrir más). La dirección de la nueva ley aún no está clara, pero es fundamental mantenerse informado sobre los cambios normativos para garantizar un uso seguro del CBD durante el embarazo. Las infusiones de CBD representan una alternativa para consumir CBD de manera más segura.

¿Se pueden consumir semillas de cáñamo durante el embarazo?

¡Absolutamente sí! Los alimentos a base de cáñamo libres de cannabinoides son completamente seguros tanto para la madre como para el feto. Las semillas de cáñamo, en particular, son un superalimento con increíbles beneficios para la salud. Según la FDA (Food and Drug Administration), las mujeres embarazadas o en período de lactancia pueden consumirlas sin ninguna preocupación.

Factores a considerar antes de usar Cannabis Light durante el embarazo y la lactancia

El sistema endocannabinoide, una red compleja de receptores y neurotransmisores, es crucial para mantener la homeostasis corporal, es decir, el equilibrio y la salud de las funciones corporales. Este sistema tiene funciones que varían desde el período embrionario hasta la edad adulta y la vejez. Durante el embarazo, el sistema endocannabinoide juega un papel significativo en la implantación del embrión, el crecimiento uterino e incluso en el parto. Cualquier sustancia que interactúe con este sistema podría tener efectos significativos.

En los recién nacidos y los niños, el sistema endocannabinoide es diferente al de los adultos. En los recién nacidos, es esencial para la formación de nuevas neuronas (neurogénesis) y sus conexiones (sinaptogénesis), procesos que no deberían ser alterados por la exposición a cannabinoides como el CBD. Además, la cantidad y distribución de los receptores de cannabinoides en los recién nacidos difieren con respecto a los adultos, y una exposición constante a los cannabinoides podría alterar estos receptores, con posibles implicaciones para el desarrollo del niño.

Conclusiones

El uso del CBD durante el embarazo es un tema complejo que requiere atención y conciencia. Aunque el CBD posee muchas propiedades potencialmente beneficiosas, es fundamental evaluar cuidadosamente los riesgos antes de utilizarlo durante el embarazo y la lactancia. En conclusión, desaconsejamos el uso de productos a base de CBD durante el embarazo y la lactancia y no deben ser utilizados en recién nacidos. Los productos a base de CBD deben mantenerse fuera del alcance de los niños. En caso de dudas, consulte al médico antes de usar el CBD.

Este artículo tiene fines informativos, basado en investigaciones en curso, y no tiene la intención de diagnosticar, prevenir, tratar o curar ninguna enfermedad o síntoma. Su contenido puede complementar, pero no reemplazar, el diagnóstico o tratamiento de cualquier condición médica. I

Invitamos a nuestros lectores a explorar más sobre este tema a través de nuestros blogs, donde encontrarán profundizaciones y actualizaciones sobre las últimas investigaciones. Además, los invitamos a descubrir nuestra gama de productos de CBD, diseñados para ofrecer la máxima calidad y seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Ciao,
vorrei informazioni sui vostri prodotti !