El CBD como solución a la crisis de los opiáceos

El CBD como solución a la crisis de los opiáceos

La epidemia de abuso de opioides es un grave problema de salud pública a nivel mundial. Esta epidemia ha destacado la urgente necesidad de nuevas opciones terapéuticas, considerando que las opciones de tratamiento actuales, como metadona y buprenorfina, a pesar de su eficacia, conllevan estigmas y riesgos de dependencia propios, lo que las hace infrautilizadas. En respuesta a este desafío crítico, el cannabidiol (CBD) ha emergido como una herramienta potencial de reducción de daños en la lucha contra el abuso de sustancias.

Estudios recientes sugieren que el cannabidiol (CBD) puede ser útil como modalidad de reducción de daños para aquellos que tienen un uso problemático de sustancias. Las aplicaciones son muchas: desde el uso del cannabis para tratar el dolor crónico hasta su potencial para reducir la dependencia de opioides.

¿Qué son los opioides?

Los opioides representan un recurso crucial para tratar el dolor severo, especialmente en situaciones postoperatorias o en contextos de enfermedades crónicas graves como el cáncer. Sin embargo, como todos los medicamentos, conllevan riesgos significativos, especialmente a largo plazo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, el uso de opioides recetados puede causar efectos secundarios como náuseas, vómitos, depresión, confusión y somnolencia. Además, puede llevar a desarrollar tolerancia al medicamento, aumentar la sensibilidad al dolor y crear dependencia física. Esto significa que con el tiempo podría ser necesaria una mayor cantidad de medicamento para obtener el mismo efecto analgésico.

Los opioides como la morfina, codeína, oxicodona, metadona, tramadol y fentanilo no solo alivian el dolor, sino que también pueden inducir euforia, aumentando el riesgo de dependencia, especialmente con un uso prolongado o no conforme a las indicaciones médicas. A dosis elevadas, los opioides pueden causar problemas respiratorios graves que pueden llevar a la muerte, y este riesgo aumenta si se usan junto con alcohol o sedantes. La epidemia de opioides, definida como uno de los problemas de salud pública más graves de la actualidad, evidencia la necesidad crítica de revisar el uso y la gestión de estos medicamentos para reducir su impacto devastador en la salud pública.

La crisis de los opioides

La crisis de los opioides es un fenómeno global de proporciones alarmantes que involucra el uso no médico de opiáceos en todo el mundo. En los Estados Unidos, esta crisis ha sido caracterizada por cuatro olas: el aumento de las muertes por sobredosis de opioides recetados en los años 90, seguido del aumento de las muertes por sobredosis de heroína en 2010, y posteriormente las muertes por sobredosis de opioides sintéticos, en particular fentanilos, a partir de 2013. En 2021, alrededor de 70,600 personas murieron en los Estados Unidos debido a sobredosis que involucraban opioides sintéticos distintos de la metadona, principalmente fentanilos.

Globalmente, la cultivación ilícita de amapola aumentó un 26% en 2022, alcanzando aproximadamente 316,000 hectáreas, con Afganistán tradicionalmente manteniendo la mayor parte de la producción global y Myanmar emergiendo como otro productor importante. La incautación de opiáceos a nivel mundial ha mantenido niveles elevados desde 2016, con un aumento significativo de las incautaciones de medicamentos que contienen opioides.

Países como Irán y Pakistán representaron la mayor parte de los opioides ilícitos incautados en 2021. Además, la producción de opioides sintéticos está asociada con pocos países clave como China, India, México y Rusia, con China en particular sufriendo cambios legislativos significativos para el control de la producción de fentanilos y sustancias relacionadas.

¿Cómo funciona el CBD para reducir los síntomas de abstinencia de opioides?

Hay cada vez más pruebas de las ventajas del uso del cannabis en el tratamiento de la dependencia de opioides. El CBD actúa a través del sistema endocannabinoide del cuerpo, un sistema fundamental para el mantenimiento del equilibrio y el bienestar general. Este sistema está constituido por receptores cannabinoides situados principalmente en el cerebro y en el sistema nervioso central. Cuando se consume CBD, este se une a estos receptores cannabinoides, ayudando a reducir los síntomas de abstinencia de opioides.

Además, el CBD es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, que pueden aliviar el dolor muscular y la inflamación a menudo asociados con la suspensión de los opioides. Además, el CBD puede también reducir la ansiedad y la irritabilidad, síntomas comunes durante la fase de abstinencia de opioides, mejorando así el estado de ánimo y ayudando a prevenir recaídas. Sin embargo, es importante notar que el CBD no es una cura para la dependencia de opioides; es solo una solución temporal para aliviar los síntomas.

La investigación

Una nueva investigación publicada en 2023 por siete investigadores en la revista médica “The Canadian Journal of Psychiatry” tiene como objetivo sintetizar las evidencias disponibles sobre el CBD como una herramienta potencial de reducción de daños para las personas que usan drogas, proporcionando conocimientos clínicos y de investigación. La investigación consiste en un estudio sistemático realizado en las bases de datos EMBASE, MEDLINE, CENTRAL y CINAHL en julio de 2022. Para la inclusión, los estudios debían cumplir los siguientes criterios: (1) realizados en una población adulta de personas que usan drogas; (2) investigar el CBD como intervención para el uso problemático de sustancias o para resultados relacionados con la reducción de daños; (3) haber sido publicados después del año 2000 y en idioma inglés; y (4) ser estudios primarios o artículos de revisión. Se utilizó una síntesis narrativa para agrupar los resultados relevantes para la reducción de daños y proporcionar conocimientos clínicos y de investigación.

Resultados

Se examinaron 3,134 artículos, de los cuales se incluyeron 27 estudios. Las evidencias siguen siendo limitadas, pero los estudios disponibles apoyan el potencial del CBD para reducir el deseo inducido por las drogas y la ansiedad en el trastorno por uso de opioides. Los estudios sugieren que el CBD podría mejorar el estado de ánimo y el bienestar general de las personas que usan drogas. Las evidencias indican que la monoterapia con CBD podría no ser suficiente como estrategia de reducción de daños para el uso problemático de sustancias, sino más bien como un complemento al estándar de atención.

Las evidencias sugieren que el CBD podría reducir el deseo de drogas y otros síntomas relacionados con la dependencia, y que podría tener utilidad como estrategia adicional de reducción de daños para las personas que usan drogas. Sin embargo, hay una necesidad significativa de más investigaciones que reflejen con precisión las dosis de CBD y los regímenes de administración utilizados en contextos reales.

Un estudio en los Estados Unidos

En un estudio significativo de 2014, un grupo de investigadores examinó datos de todo Estados Unidos relativos a un período de diez años. Descubrieron que en los estados donde la cannabis estaba legalizada con fines terapéuticos, la tasa de mortalidad por sobredosis de opioides era un 25% inferior en comparación con los estados donde la cannabis médica seguía siendo ilegal.

Estos análisis abrieron el camino para más investigaciones que exploran el vínculo entre las leyes sobre la cannabis terapéutica en Estados Unidos y la posible reducción de recetas, uso indebido, dependencia de opioides, así como hospitalizaciones y sobredosis no fatales asociadas al uso de estas sustancias. Además, el aumento de las muertes por sobredosis de opioides se estabilizó después de la legalización de la cannabis para uso personal en algunos estados, como en Colorado, donde un estudio reciente reveló una ligera disminución de las muertes por sobredosis de opioides en comparación con otros dos estados comparados.

Conclusiones

A la luz de la epidemia de opioides, es importante identificar el mayor número posible de estrategias para frenar la dependencia de opioides. Estos estudios indican claramente la necesidad de más investigaciones experimentales y clínicas sobre las potencialidades del CBD como solución a la crisis de los opioides. Es crucial comprender mejor cómo los cannabinoides pueden interactuar con el sistema endocannabinoide para influir en la gestión del dolor y los síntomas de abstinencia, proporcionando alternativas seguras y efectivas a los enfoques tradicionales. Para mantenerse al día con nuevos descubrimientos y conocimientos sobre cómo el CBD puede integrarse en un tratamiento global para la salud y el bienestar, le invitamos a seguir nuestro blog y explore nuestra gama de productos en NativaCBD.it.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Ciao,
vorrei informazioni sui vostri prodotti !