¿CBD y yoga? Prepárate para el Día Mundial del Yoga

“El yoga es un proceso de eliminación del dolor: el dolor del cuerpo, de la mente y de la sociedad.”

– Amit Ray, Yoga: La ciencia del bienestar

21 de Junio: Día Internacional del Yoga

El Día Internacional del Yoga se celebra el 21 de junio para coincidir con el solsticio de verano, el día en que, según la tradición hindú, Shiva comenzó a difundir sus enseñanzas. En 2014, la Asamblea General de la ONU reconoció oficialmente el Día Internacional del Yoga, destacando que el yoga promueve un enfoque holístico de la salud y el bienestar. La ONU afirmó que una mayor difusión de los beneficios del yoga podría contribuir significativamente a mejorar la salud global.

Este año, para el Día Internacional del Yoga, exploramos un aliado natural que puede potenciar tu experiencia de yoga: el CBD (cannabidiol). El CBD es un compuesto natural derivado de la planta de cannabis, conocido por sus numerosos beneficios para la salud. Sigue leyendo este artículo para descubrir cómo el CBD puede integrarse en tu práctica diaria de yoga, enriqueciendo tu experiencia y llevando tu salud y bienestar a nuevos niveles.

CBD y Yoga

El yoga tiene sus raíces en la antigua India y siempre ha abarcado mucho más que simples posturas físicas. Es una práctica que promueve la armonía entre la mente, el cuerpo y el alma. La respiración rítmica, las asanas concentradas y la conciencia meditativa se combinan para ofrecer una experiencia que renueva y centra. Ahora, imagina intensificar esta experiencia con la adición de CBD.

Considerando que el CBD puede favorecer la relajación, integrarlo en tu rutina de yoga parece una combinación perfecta. Durante el paso de una postura a otra, el CBD podría aliviar la tensión, permitiéndote profundizar en cada asana. Como se menciona en elartículo sobre CBD y mindfulness, los efectos calmantes del CBD también podrían amplificar el aspecto meditativo del yoga, ayudando a los practicantes a alcanzar un estado de conciencia más profundo.

En esencia, tanto el yoga como el CBD enfatizan la importancia del equilibrio. Mientras el yoga busca equilibrar nuestras energías y alinear los chakras, el CBD se propone equilibrar nuestros sistemas internos. Lee este artículo de Vice para descubrir cómo la periodista Emily Weitz describe su experiencia en la práctica del yoga con la adición del CBD. Pero, ¿cuáles son exactamente los beneficios del CBD para tu práctica de yoga?

Aquí hay seis formas en que el CBD puede mejorar tu práctica de yoga:
  1. Favorece la relajación: La calma que te envuelve mientras despliegas tu esterilla de yoga es inigualable. Sin embargo, para algunos, el peso del estrés diario puede impedir esta tranquilidad. Aquí es donde entra el CBD. Ayudando al cuerpo a mantener niveles saludables de estrés percibido, el CBD puede ayudarte a sumergirte más profundamente en la sensación de relajación. Esto puede ayudarte a establecerte cómodamente en las posturas y disfrutar de la serenidad de los estados meditativos.
  2. Alivia la tensión: Interactuando con nuestros endocannabinoides naturales y los receptores de cannabinoides presentes en el sistema endocannabinoide (ECS), el CBD puede ayudar a aliviar temporalmente la tensión, mejorando la experiencia del yoga. La sinergia entre el yoga, que se centra en liberar la tensión a través de estiramientos y posturas, y la capacidad del CBD para trabajar con el ECS, puede hacer que cada sesión de yoga sea una experiencia más revitalizante.
  3. Mejora la flexibilidad y el movimiento: Cada practicante de yoga, ya sea un principiante o un yogui experimentado, conoce el valor de la flexibilidad y el movimiento fluido. El CBD puede fomentar una función saludable general de las articulaciones y los músculos, interactuando con los receptores de cannabinoides presentes en nuestros músculos y tejidos. Esto se traduce en una práctica de yoga más fluida, permitiendo a los practicantes realizar las secuencias con facilidad, encontrar profundidad en los estiramientos y vivir plenamente la esencia de cada postura.
  4. Aumenta la concentración y la conciencia: Una parte significativa de la magia del yoga reside en el momento presente: las profundas inhalaciones, las exhalaciones conscientes y la plena conciencia de cada movimiento. Fomentando una sensación de centrado mientras apoya el trabajo de los endocannabinoides en el cerebro, el CBD puede enriquecer el aspecto meditativo del yoga, ayudando a los practicantes a sumergirse más profundamente en la conciencia y a conectarse realmente con el presente.
  5. Favorece la recuperación después del yoga: Ayuda al cuerpo a recuperarse después de una sesión intensa, preparándote para la próxima práctica. Interactuando con nuestro sistema endocannabinoide, el CBD puede ayudar a reducir la inflamación, acelerando así el proceso de recuperación y permitiéndote volver a la acción más rápidamente.
  6. Eleva el estado de ánimo: La misma esencia del yoga gira en torno a elevar el espíritu y nutrir la positividad. El CBD puede ayudar a mantener un estado de ánimo positivo ya que colabora con nuestros neurotransmisores y con los endocannabinoides que producen bienestar como la anandamida. Cuando se combina con las posturas de yoga que mejoran el estado de ánimo, el CBD puede elevar aún más el espíritu, transformando cada sesión de yoga no solo en un ejercicio físico, sino en una experiencia holística que eleva la mente, el cuerpo y el alma.
¿Cuándo tomar CBD?

Para explorar los efectos de este cannabinoide específicamente en tu práctica de yoga, te recomendamos tomar el producto de CBD elegido aproximadamente media hora antes de comenzar una sesión de yoga. Esto se debe a que el CBD tarda entre 20 minutos y una hora en hacer efecto, dependiendo del método de consumo elegido.

Además, es posible tomar CBD inmediatamente después de la práctica de yoga, para aliviar posibles dolores musculares inducidos por el ejercicio. Las propiedades curativas del CBD son conocidas por reducir el dolor muscular, los dolores corporales y la inflamación. Ya sea que se consuma por vía oral o se aplique tópicamente, el CBD ofrece una forma de alivio más natural en comparación con muchos otros productos como los suplementos de proteínas o los ungüentos calientes. ¿Significa esto que agregar unas gotas de aceite de CBD a tu batido post-yoga te hará volver al tapete sin problemas al día siguiente? Bueno… ¡sí!

Si prefieres una preparación más anticipada, puedes integrar el CBD en tu rutina nocturna. Por ejemplo, al beber una infusión caliente de CBD antes de acostarte, permitirás que el CBD actúe durante la noche. El CBD es conocido por sus propiedades beneficiosas para el sueño, contribuyendo a la restauración del sistema inmunológico, nervioso, esquelético y muscular, esenciales para mantener el estado de ánimo, la memoria y otras funciones cognitivas. Todo esto te preparará de manera óptima para la práctica de yoga del día siguiente.

En cuanto a la dosis de CBD, te recomendamos comenzar con una dosis baja e incrementarla gradualmente para “construir” tu tolerancia.

Celebra el Día Mundial del Yoga con NativaCBD

Así que, mientras te preparas para tu sesión de yoga, considera añadir nuestros productos de CBD a tu rutina para transformar tu práctica en un tratamiento de bienestar completo. Deja que el CBD se convierta en tu aliado en la búsqueda de la tranquilidad y en profundizar la conexión entre mente, cuerpo y espíritu. Descubre la amplia gama de productos de CBD en el sitio web de NativaCBD y encuentra el más adecuado para ti para enriquecer tu práctica de yoga. Namaste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Ciao,
vorrei informazioni sui vostri prodotti !