CBD de uso oral, ¿qué cambia?

El panorama normativo italiano ha experimentado cambios significativos en los últimos dos meses en relación con el CBD para uso oral. Inicialmente, el Decreto Esperanza de 2020 clasificaba el CBD para uso oral como un estupefaciente, lo que obligaba a que solo estuviera disponible en farmacias con receta médica. Sin embargo, esta decisión fue suspendida posteriormente por el Tribunal Administrativo Regional del Lacio, lo que provocó una serie de repercusiones. A partir del 20 de septiembre de 2023, las tiendas online y físicas de cannabis light ya no podrán vender libremente aceite de CBD para uso oral. Esto ha causado debate y preocupación, ya que el decreto parece haber desoído las recomendaciones internacionales, incluida la de la Organización Mundial de la Salud, que considera que el CBD es seguro para uso oral y no es una sustancia estupefaciente. La suspensión del decreto fue acogida con satisfacción por los defensores del CBD, pero el sector del cannabis light en Italia sigue enfrentándose a retos económicos y sociales.La regulación del CBD sigue siendo un tema en evolución.

En los dos últimos meses, el panorama normativo italiano se ha visto profundamente
marcado por la formalización del Decreto Esperanza 2020 por parte del

Ministro de Sanidad, Orazio Schillaci, que incluyó el CBD para uso oral  en la lista de sustancias estupefacientes, haciendo obligatoria su compra en farmacias sólo con receta médica, y del
posterior suspensión de la misma por el Tribunal Administrativo Regional del Lacio.

Este decreto, que entró en vigor el 20 de septiembre de 2023, tuvo un impacto significativo en la economía del sector del cáñamo en Italia, ya que a partir de esa fecha las tiendas light de cannabis, tanto online como físicas, ya no podían vender libremente aceite de CBD para uso oral.

Así pues, la decisión del Gobierno ha desencadenado una serie de cambios significativos en nuestro país, suscitando debates e inquietudes.
En este artículo, exploraremos las implicaciones del decreto y las últimas actualizaciones al respecto, analizando cómo afecta a la forma en que vivimos e interactuamos  con  los cannabinoides no psicotrópicos y cómo el CBD para uso oral hace tiempo que entró en nuestros hogares.

En los últimos años, el interés por el Cannabidiol, más conocido como CBD, ha crecido exponencialmente. Objeto de numerosas investigaciones científicas, ha ganado popularidad por el potencial
terapeutico
en una serie de afecciones médicas como el dolor crónico, la ansiedad, el insomnio y la epilepsia.  Estos son precisamente los puntos que han suscitado unnotable interés entre los pacientes y consumidores de CBD de uso oral que buscan alternativas a los medicamentos tradicionales.

Un punto preocupante es el hecho de que el nuevo decreto no haya tenido en cuenta el dictamen del Consiglio Superiore di Sanità, como exige la legislación vigente. Esto plantea interrogantes sobre la motivación del decreto y la posibilidad de que haya intereses detrás de esta decisión que vayan más allá de la ciencia y la salud pública.

Es importante señalar que la Organización Mundial de la Salud, en diciembre de 2017, recomendó a nivel internacional que el Cannabidiol no debe considerarse un estupefaciente, ya que es seguro. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea respaldó esta recomendación en noviembre de 2020.

Marco Perduca ha declarado: “El decreto no tiene en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud ni las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, que, por un lado, recomiendan el acceso al Cannabidiol terapéutico y, por otro, consideran ilegal la prohibición de productos reconocidos como seguros y eficaces en otros Estados miembros de la UE.”

El mercado de Cannabis Light en Italia genera aproximadamente 150 millones de euros al año
y da empleo a más de 10.000 personas.
Sin embargo, con la entrada en vigor de la
decreto, no sólo se producirían perjuicios económicos, sino también sociales,
especialmente para los pequeños minoristas, como herboristerías y tiendas de cannabis
light. Además, los impactos se extenderían también a las tiendas online, que
dtendrían que navegar por las directrices para minimizar el impacto. En
general, todas las empresas que han invertido en la producción, procesamiento
y comercialización de CBD se enfrentarían a las consecuencias de
este decreto, que traería consigo importantes retos para el sector y para
el empleo en el país.

CBD para uso oral: suspensión del decreto

La  suspensión del decreto tuvo  un impacto inmediato en la situación de los

productos CBD en Italia. Antes de la suspensión, las fuerzas del orden
habían empezado a confiscar estos productos en los puntos de venta, ya que su
detención había pasado a ser ilegal. La suspensión permite ahora esperar
a la vista sobre el fondo fijada para el 24 de octubre, en la que se debatirá el asunto en
detalle.

La Asociación ICI y otros partidarios del CBD acogieron esta suspensión
como una gran victoria. Consideran que el decreto era
una medida “acientífica, ilógica y perjudicial” para la industria italiana del
cáñamo y para los ciudadanos que se habían beneficiado del uso del CBD.

Este episodio pone de relieve la importancia del sistema judicial para
garantizar el cumplimiento de las leyes y normativas. Sin embargo, también plantea
dudas sobre la capacidad del Gobierno para redactar leyes adecuadas y bien meditadas,
especialmente cuando se trata de cuestiones complejas como la regulación
del CBD. La regulación del CBD en Italia sigue siendo un tema de
debate en evolución, y la suspensión del decreto es un avance
significativo en este debate en curso.

Pruebe el aceite de CBD  en nuestra tienda, ¡junto con muchos  otros productos!

¿Qué opina  al  respecto? Díganos lo que piensa en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Ciao,
vorrei informazioni sui vostri prodotti !